Apuesta por el turismo de lujo

Apuesta por el turismo de lujo

El turismo en España es uno de los sectores que mueve el país, y esto se muestra con los datos de desempleo del sector servicios. Cada vez que llega un periodo vacacional las contrataciones suben, y hacen disminuir las cifras de desempleo, generando además mejores índices al consumo en hoteles, restaurantes y empresas de ocio.

España es un país con una geografía de contrastes, en la que destacan destinos con un encanto especial, pero no solo por esto somos famosos. La cultura española atrae, gracias a que el español es el segundo idioma más hablado de todo el mundo, los extranjeros pueden aprender nuestras tradiciones.

Y es que nuestra cultura atrae por sí sola, ya que elementos como la gastronomía, las costumbres locales y la gente, son tópicos reales que nos hacen atractivos. Sobre todo para un sector, el sector del lujo, que se refiere a todo aquello diferenciado, único y exclusivo que se puede obtener sin necesidad de demanda.

Según el informe mundial de la riqueza de la consultora Capgemini, en España hay un total de 193.000 millonarios, siendo el país de la Unión Europea que más ha aumentado este segmento de población. Este dato convierte a nuestro país en un lugar propicio para que los millonarios de otros países vengan a hacer turismo.

Los millonarios buscan la exclusividad, los destinos únicos al alcance de muy pocos, y existen lugares en España como Madrid, Barcelona, Málaga o Ibiza, donde esa exclusividad se puede conseguir. En concreto, Barcelona ostenta el segundo lugar entre las ciudades elegidas por el turismo de lujo, siendo superado únicamente por Nueva York.

El lujo se queda en España

El turista acaudalado elige España por su seguridad, dado que en países que recibían turistas han visto como se les echa encima la amenaza terrorista. Además, la imagen que antes comentábamos de España es un aliciente de peso para hacer turismo. Sobre todo es el turista europeo el que se ve atraído por la España de los tópicos, y este turista gasta poco.

En cambio, los turistas que provienen de Estados Unidos, Hong Kong o China vienen a España para realizar compras, desembolsando grandes cantidades de dinero a su paso por el país. Por eso se tiene que apostar por un mercado orientado al lujo, dentro de las posibilidades de éxito que tienen estos negocios, ya que también deben de ser accesibles para la clase media alta de la sociedad.

El sector hotelero, muy conocedor de los datos turísticos, ha sabido adaptarse al turismo de lujo, adaptándose a un modelo de negocio que lejos de ser elitista ofrece alojamientos de alto standing. Además, los hoteles de lujo destacan por los servicios complementarios, la calidad de trato y sus instalaciones.

Un hotel de lujo que destaca en Barcelona es Mercer Barcelona,  un hotel boutique de cinco estrellas que combina el valor histórico con el diseño contemporáneo y un servicio de gran clase, los huéspedes disfrutarán de un ambiente sobrio y refinado, en el centro del Barrio Gótico de Barcelona, verdadero origen y alma de la ciudad.

En conclusión, una buena manera de diversificar un negocio es ofrecer servicios para los millonarios que vienen a visitarnos, porque somos destino de referencia, y eso ayuda mucho para promocionar bienes y servicios.