Beneficios de los Centros de Negocio

Beneficios de los Centros de Negocio

Cuando inicias una nueva andadura laboral todo es nuevo y la mayoría de las veces los temores y la incertidumbre hacen acto de presencia. Ahora bien, si ese negocio no es tuyo los nervios suelen venir por las ganas de empezar con buen pie, de caer bien a tus compañeros y de demostrar a tu jefe lo mucho que vales, pero hasta ahí. La cosa cambia cuando el negocio es tuyo, y mucho.

Una de las primeras paredes con las que se topa el empresario suele venir de mano del tema económico. Aunque haya algunas personas adineradas que puedan pagar todas las facturas con ahorros previos, la mayoría de nosotros tenemos problemas para pagar ciertos recibos cuando acabamos de empezar porque hasta que nos despega el negocio y empieza a entrar dinero, lo normal es que haya pérdidas, y además durante varios meses. Por eso, aunque a todos nos conviene ahorrar y abaratar costes, para un emprendedor es de vital importancia. Tanto, que un puñado de euros al mes puede cambiar el devenir de los acontecimientos.

Obviamente el ahorro puede venir de un sitio o de otro dependiendo del tipo de negocio que hayamos montado y de su ubicación, pero por regla general, en la mayoría de los casos nos enfrentamos a gastos de luz, agua, alquiler de local, gasto de teléfono e Internet e incluso gasto de limpieza. Llegados este punto podríamos empezar a dar consejos sobre cómo ahorrar en luz, en agua, y comparar compañías telefónicas para ver con quién nos conviene más contratar pero la realidad es que todo eso ya lo habíais pensado ¿o no? y puede que eso ayude, un poco, pero no lo suficiente.

Por eso hoy queremos hablaros de la posibilidad de alquilar despachos en centros de negocio. En la mayoría de los casos pagamos un espacio por horas/días/meses y disponemos de atención telefónica, Internet, recepción, aseos e incluso de servicios adicionales como fotocopiadoras, salas de reuniones, proyector, etc. Hemos localizado a este centro de alquiler de oficinas en Barcelona, una de las ciudades más caras de España, y hemos analizado sus ventajas.

Se trata de Cacpuls, una empresa ubicada en pleno centro de la ciudad condal que ofrece una serie de servicios añadidos que vienen incluidos con la cuota mensual:

  • Domicilio social/fiscal.
  • Oficinas equipadas con mobiliario de alta calidad y diseño.
  • Asignación de número telefónico exclusivo para su compañía.
  • Atención de llamadas en nombre de su empresa.
  • Recepción y gestión de correspondencia, mensajería y paquetería.
  • Áreas de bienvenida para atender visitas.
  • Servicio de fax, escáner, fotocopias e impresión digital de documentos.
  • Personal multilingüe para atender sus llamadas
  • Buzón de voz personal.
  • Desvío de llamadas.
  • Acceso al despacho 2 días a la semana las 24 horas.
  • Prensa diaria.

Y, por supuesto, también incluye en esa cuota la electricidad, calefacción, aire acondicionado, limpieza, mantenimiento, seguridad 24h, gastos de comunidad, etc.

Ahora bien, si alquilásemos la oficina durante 365 días al año ininterrumpidamente es posible que, a la larga, no nos saliera tan rentable como tener nuestro propio local ya que, al fin y al cabo, estás pagando también otros servicios. Sin embargo, Cacplus, así como otros centros de negocios repartidos por toda España, ofrecen la posibilidad de alquilar el despacho por horas y días. Es decir, que si nuestro volumen de trabajo no es tan grande como para trabajar los 7 días de la semana, podemos alquilar el despacho dos días, o tres, o los que haga falta. Incluso es posible trabajar desde un despacho en nuestra propia vivienda y alquilar la oficina del centro de negocios una vez o dos al mes cuando tengamos que recibir clientes, hacer presentaciones en salas de reunión o cuando necesitemos de sus servicios, lo cual es un punto a favor ya que ahí es donde, con total seguridad, podremos ahorrar. Más adelante, cuando la empresa empiece a tener beneficios y podamos permitirnos un despacho propio, podemos abandonar el alquiler en el centro de negocios o permanecer allí para aprovechar sus servicios según nos convenga, porque no hay permanencia ni contrato que nos impida quedarnos, o marcharnos.