El emprendimiento en la decoración de interiores

30 noviembre, 2017
El emprendimiento en la decoración de interiores

Mucho se suele hablar del emprendimiento, pero hay que tener claro en que se tiene que emprender. Vamos a daros unos consejos para este sector, pero que también es extrapolable a otros sectores.  ¡Comenzamos!

Registro una empresa

Este pasó es algo común en todo negocio. No se pueden ofertar servicios sin que se haya registrado una empresa. Una realidad que hay que conocer es que, para cumplir con la ley de comercio web y la protección de la información, se deben indicar los datos legales de tu empresa.

Conseguir un local

Esto depende de tu negocio. Es cierto que se puede desarrollar tu idea solo con tener presencia en Internet.  Aunque lo más seguro es que quieras tener tu propia tienda física. Si este es el caso, es donde vas a poder dar muestras reales de tu trabajo. En caso de tienda física, puedes amueblar tu tienda con el mejor gusto. Lo mejor es rodearse de profesionales, caso de dismobel, una empresa que ha sabido contar con negocio físico y online. Su amplio catálogo les han hecho ser referencia en el segmento.

Darte de alta en asociaciones que se dediquen al diseño

En nuestro país existen varias asociaciones para la decoración y el diseño de interiores. Estamos ante una buena forma para que tengas más reputación. Al ofrecer tus servicios de decoración y estar inscrito en una asociación, tu clientela va a notar mayor profesionalidad.

Enfocar tu negocio y plan de marketing

El negocio de la decoración y el diseño de interiores se puede ver únicamente desde la planificación y también implementarse. Hay que analizar en profundidad los servicios que das. Se puede ofrecer servicios de decoración donde solo se hagan modificaciones menores del espacio, caso del cambio de mobiliario y demás elementos básicos.

Una vez tengas la idea toca ponerla en marcha. Hablando de esto, el plan de marketing quedará determinado por la visión general que tu tengas del negocio. Obviamente no es lo mismo un negocio online que uno físico.

Reunir una serie de requisitos

Cuando tu deseo es tener una empresa de este sector, hay que tener en mente que te van a solicitar permisos para la reforma de vivienda distintos, según lo grande que sea el proyecto. En las obras mayores, vas a necesitar personal, tanto técnico como profesional cara a darte una licencia de reforma.

Todo ello dependerá del ayuntamiento en el que se haga la solicitud en cuestión. Por lo general se dan licencias para obras menores y para obras de mayor tamaño. Igualmente necesitarás también contar con permiso para usar la vía pública en caso de que necesites contenedor para los residuos.

Cuando tus servicios incluyan modificaciones de espacio, estas deben de ajustarse al Código técnico de la edificación.

Creación de una página de Internet para que se vean tus servicios

Contar con presencia en Internet es importante. Si quieres montar una web, vas a necesitar adquirir un dominio y un plan de hosting. Igualmente deberás contratar a un desarrollador Web para que vaya montando un sitio que se ajuste a las tendencias actuales del mercado.

En la gestión de tu página vas a necesitar alguna clase de ordenador que tenga acceso a Internet. Si utilizar las redes sociales, algo recomendable, un dispositivo móvil es de gran utilidad.

Sistema para gestionar la empresa

Vas a tener bastante tarea, por lo que es factible que no te dé tiempo para hacerlo todo bien. Mi recomendación es que si puedes contrates alguna clase de servicio de gestión que se ajuste a lo que necesitas.

Las necesidades van desde algún programa de contabilidad, gestión del personal, etc. Todo ello te lo irá diciendo el tiempo y la disponibilidad con la que cuentes para poder afrontar las tareas que tiene el montar un negocio de decoración y diseño de interiores.

Una vez que hayas puesto en marcha el negocio, debes:

  • Análisis de cada aspecto de tu negocio
  • Estudio de la competencia
  • Oferta de servicios que se encarguen de marcas diferencias.

Algo que deberás tener en cuenta es que cuando el cliente no puede notar la diferencia en la calidad, la decisión la toma por el precio. Cuando no se diferencia uno del resto o no bajas el precio nadie se interesa. Por tanto, el secreto de tu éxito va a estar en la calidad de tu labor.