Fresno Inmobiliaria, ejemplo de negocio

30 enero, 2018
Fresno Inmobiliaria, ejemplo de negocio

El sector inmobiliario vive tiempos de auge después de que finalizara la crisis en nuestro país, la cuál afecto de manera importante a nuestro país y al propio sector de la vivienda.

Si queremos emprender en dicho sector, lo mejor es analizar e informarse previamente de la actividad y de cómo se puede tener éxito en la misma. Una empresa que lleva más de 15 años en el sector y que ha sabido mantenerse e incluso crecer ha sido Fresno Inmobiliaria. Empezaron en el año 2000 en Cobeña y ahora tienen dos oficinas más en Guadalajara y Daganzo.

Un servicio basado en el cliente

Si abordamos un negocio de este estilo, hay que ser conscientes de la necesidad de ayudar a cubrir todas las necesidades existentes en el proceso de compra/venta y alquiler de la vivienda.

Los profesionales deben estar formados para poder realizar cualquier gestión inmobiliaria de manera eficaz. Está claro que la era digital ha venido para quedarse e Internet ya es un medio importante para publicitar los inmuebles. La formación, por tanto, es básica.

En este sentido, existe una gran diferencia de Fresno con otras inmobiliarias, el truco de su éxito está en un trabajo integral, que lo que ha hecho, es seguir con el cliente todo el camino que tiene la compraventa o el alquiler de una casa.

Todos los detalles cuentan, desde el primer contacto por Internet o teléfono hasta el último paso que se dé. La inversión en vivienda es con toda probabilidad la mayor inversión que hace una persona o una pareja en su vida, por lo que es necesario que el cliente cuente con un servicio de asesoramiento, en todas las maneras, administrativas, legales y fiscales para que pueda actuarse con total seguridad y transparencia.

Si a todo esto le sumamos una información constante al cliente de todas las novedades que hay sobre la casa, pues esto tiene como resultado que el cliente se siente arropado. Algo que, por ejemplo, en esta inmobiliaria sí que hacen.

El marketing inmobiliario, un recurso importante

Poder contar con departamento de marketing como tienen ellos, permite que pueda personalizarse la campaña de promoción para la vivienda.

Los clientes, tanto si buscan comprar como vender o alquilar, lo que necesitan es el máximo de información y saber cuál es el estado de la situación en esa zona, las posibilidades de darse lo que ellos buscas y los mejores precios, tanto para comprar como para vender o alquilar, todo depende del caso.

Al final, la clientela es la que manda en los negocios de hoy en día y las empresas deben buscar satisfacer sus necesidades, algo que también ocurre en el sector inmobiliario, donde la labor del asesor inmobiliario debe enmarcarse en esto de manera clara.

Lejos han quedado las imágenes de profesionales inmobiliarios sin preparación. La crisis se llevó parte de esos profesionales y los que quedaron es gente que por su buena preparación logró mantenerse a flote. Ahora nacen muchas inmobiliarias, pero ya se va cuidando mucho todo esto.

Como en el caso de Fresno Inmobiliaria, nuestra recomendación es que optes por inmobiliarias en tu zona que tengan mucha experiencia. Si llevan décadas en el mercado, es que han sabido amoldarse a los tiempos duros y entrar en los menos difíciles con buen pie.

De lo contrario, puedes verte en un mal negocio. Las inmobiliarias son un sector muy sensible a la economía, pero también en su día a día al boca a boca y a las opiniones. Esto hace que una oficina que se precie tiene que tener muy en cuenta las opiniones de su clientela y tratar a su cliente con la mayor de las atenciones.

Se suele decir que el buen trabajo tiene recompensa, y está claro que una buena inmobiliaria si hace las cosas bien y tiene una excelente forma de hacer, combinado con una buena estrategia, tiene más cerca el éxito.

Esperamos que esta entrada te valga para tener un poco más de ayuda a la hora de valorar cómo se debe montar una inmobiliaria actualmente en nuestro país. El momento es inmejorable, pero sin una buena planificación, podemos estar ante un negocio que dure poco, por lo que toda preparación que se realice será poca. ¡Suerte en lo que decidas!