Las Nuevas Tecnologías llegan al mundo del Vino

Las Nuevas Tecnologías llegan al mundo del Vino

Muchos emprendedores son conscientes del gran valor añadido que puede tener aplicar un concepto innovador a un producto.

Así cafeterías hay muchas, pero no todas se plantean presentar su producto de una forma diferentes, o aplicar las Nuevas Tecnologías para tener resultado que se desmarque de la competencia. La innovación marca la diferencia y está detrás del éxito de muchos nuevos negocios.

Por ello, aprender a aplicar la tecnología actual para hacer algo distinto puede suponer ese valor diferencial que estamos buscando.

En el caso del mundo del vino, son muchas las posibilidades creativas y los límites los ponemos nosotros.

Desde crear una mini bodega y de ahí ir diversificando los servicios que ofrecemos, pasando por hacer una tienda especializada, tipo vinoteca con mucha información de cada variedad de vino.

Apps para Detectar Vinos

A ello, pueden añadírsele cursos y, todo ello adaptándolo a las Nuevas Tecnologías con el uso de apps y Redes Sociales.

En este sentido, son muy interesantes iniciativas como las de Vivino o Delectable, se trata de unas Apps que actúan a modo de escáner y reconocen cualquier vino desde una simple foto de tal manera que su consumidor pueda saber con total exactitud qué vino está bebiendo, sus propiedades, así como conocer recomendaciones de expertos y otros usuarios en base a sus gustos e incluso recibir algunas botellas en casa.

También me parecía muy interesante la gamificación para este mundo enológico, ya que siempre interesa poner en práctica los conocimientos sobre el tema y más en forma de concursos con premios como una buena botella de un Gran Reserva que subiera de nivel la competición.

La bodega La Rioja Alta, S.A., por ejemplo, se ha convertido en la primera bodega española en diseñar su propio videojuego ‘El Jardín del Vino’ que podría ser el impulso definitivo de la gamificación en el sector vinícola.

El juego, tiene como objetivo atender los pedidos que van llegando a la bodega. Para ello, los jugadores comienzan plantando los viñedos que deben cuidar combatiendo las plagas que los atacan. En la fase de la vendimia tienen que seleccionar y recoger las mejores uvas, mientras que durante la crianza realizan la trasiega artesanal para acabar embotellando las diferentes marcas.

De este modo, atienden y dan salida a los pedidos de vino que llegan a la bodega, lo que a su vez permite obtener beneficios que pueden reinvertirse en adquirir nuevos viñedos con los que continuar jugando.

Me gustaba mucho la idea de la gamificación, una apuesta original y diferente en la que se hace un uso lúdico de las nuevas tecnologías para dar salida al producto.

Por otra parte, también se puede pensar en hacerlo pensando en el público internacional y ayudar así a su exportación haciendo uso de las ventajas de Internet.

Tenía muy presentes todas estas ideas cuando empezamos con nuestro proyecto, como lo hacíamos sobre todo por afición no estábamos tan preocupados con generar muchos beneficios y eso también nos daba la posibilidad de experimentar un poco más.

Además de tratar de probar con diferentes formas de Innovar en nuestra estrategia de Marketing, nos centramos mucho en los pequeños detalles.

Cuidamos mucho el Packaging, de hecho, hasta encargamos las copas para las catas a Giona Premium Glass, una marca de cristalería profesional, que crea una gama de productos basados en los principios de la marca, con un cuidado diseño, calidad y resistencia.

Copas y vasos elaborados con la máxima dureza y transparencia mediante una tecnología de fabricación muy exigente que permite personalizar los diseños con tu logo.