¿Trabajar en el despacho o hacerlo por Internet?

1 marzo, 2018
¿Trabajar en el despacho o hacerlo por Internet?

Es cierto que la manera de trabajar ha cambiado de manera radical durante los últimos años gracias a Internet. No es este un artículo en el que se va a negar la importancia que ha tenido la red para desarrollar una actividad profesional de un tiempo a esta parte. Eso es, simple y llanamente, una realidad. Una realidad muy viva y a la que tenemos que acostumbrarnos cuanto antes puesto que ha llegado para quedarse entre nosotros mucho tiempo.

Son muchas las personas que ya teletrabajan en España. En concreto, y según una información del diario Deia, un 6’7% de los empleados de nuestro país. Y pueden ser más, porque España sigue estando por debajo de la media de la Unión Europea y tenderá a equipararse con ella. Un 13% ofrece esta posibilidad a sus empleados y, en ese sentido, también nos equipararemos a Europa en un margen de tiempo que, eso sí, todavía no está demasiado claro.

El párrafo anterior demuestra lo que se defendía en el primero, que Internet es una realidad y que caracteriza nuestro día a día. Sin embargo, no todos los efectos de trabajar en la red son positivos. ¿Qué hay de las relaciones humanas? ¿Podrán el hombre y la mujer trabajar sin tener contacto con ninguna otra persona a lo largo del día? ¿Cómo van a desarrollar sus actividades comunicativas si no tienen al lado a nadie? ¿Cómo se van a socializar, en definitiva?

Estas preguntas son fundamentales de cara al futuro. Es cierto que Internet nos permite convertir nuestra vida en algo más cómodo y sencillo. Imaginaos, por ejemplo, no tener que enfrentarse cada día a enormes retenciones de tráfico para ir al trabajo. O realizar vuestro trabajo sin necesidad de tener que vestíos de una manera en concreto. Pero todo tiene una parte negativa, y la de esta situación no es otra que la pérdida de contacto con la gente, con compañeros o amigos. O, en el mejor de los casos, que ese contacto sea mucho más impersonal.

Está bien y es necesario que las empresas digitalicen su trabajo tanto como puedan. Pero no se pueden olvidar de requerir un mínimo de presencia física para sus empleados. De este modo será posible que se cree un vínculo entre los trabajadores, un sentimiento de pertenencia, un trabajo en equipo y una cohesión. Por eso son importantes todavía contar con unas instalaciones preparadas para albergar todo ese trabajo que venimos comentando. BCNDOC es una manera de convertir eso en una realidad.

BCNDOC es la encargada de ofrecer en alquiler los mejores centros de negocios y despachos de la ciudad de Barcelona. Las instalaciones que tiene en su haber disponen de esa preparación para albergar el trabajo del que hablábamos porque son cómodas y permiten a los trabajadores tener un espacio suficiente para desarrollar su actividad. La distribución del espacio en dichos lugares es, además, óptima y la temperatura, ideal. Difícilmente pueden existir en la Ciudad Condal espacios mejores para organizar reuniones o para, simplemente, hacer nuestro trabajo.

Es posible que una entidad necesite únicamente un espacio como el descrito por apenas unos días e incluso horas. ¿Os imagináis tener que andar buscando un despacho en Barcelona por tan sólo unas horas? Es probable que muy pocas empresas, quizá ninguna, se prestase a eso. BCNDOC lo hace y pone a la disposición de quien sea sus despachos y centros de negocios por horas, días, semanas o meses. Un servicio a medida para cualquier entidad.

La posibilidad de disponer de una oficina virtual, también garantizada

Las entidades que confíen en BCNDOC tienen muchos más derechos que los que implica disponer de unas instalaciones privilegiadas para desarrollar su trabajo en una ciudad como Barcelona. La oficina virtual recoge todos esos derechos, que son desde obtener una dirección fiscal o comercial hasta una tarifa especial para la utilización de las instalaciones, pasando por la gestión del fax, correspondencia o mensajería.

Una entidad como esta es, por tanto, imprescindible no sólo para conseguir la mejor ubicación de toda la Ciudad Condal, sino también para ser capaces de ofrecer un servicio inmejorable para el cliente. Un apoyo como este es justo el empujón que puede hacer posible la llegada del éxito a una empresa.

Que el futuro pasa por Internet está fuera de toda duda. Pero que también pasa por mantener un contacto físico permanente con los compañeros de trabajo no es menos cierto. Ser capaces de combinar estos dos factores será la mejor técnica para conseguir que la cohesión en el trabajo y que la calidad del mismo sea inmejorable.