Ferias de novios

Ferias de novios

¿Conocéis la Iglesia de Santa Faz, en Alicante? Puede que algunos hayáis oído hablar de ella por la romería que se hace cada año tras Semana Santa y que siempre aparece en las noticias, en televisión. Pues bien, casarse allí es más difícil que conseguir audiencia con el Rey. Hace tres años que mi novio me pidió matrimonio y aunque esperamos unos meses a ir a preguntar, cuando lo hicimos, nos dieron fecha para junio de 2016… impresionante. Podríamos haber elegido otra iglesia visto lo visto pero yo quería Santa Faz así que, hemos esperado esos dos años y medio largos para tener nuestro gran día.

El caso es que cuando tienes tanto tiempo para organizar algo te ocurren dos cosas, o al menos eso ha pasado en mi caso. La primera es que el tiempo de espera se te hace eterno, parece que los días no corren. Y la segunda es que cambias más de idea que de bragas con respecto a algunas cosas de organización y demás detalles así que a veces es mejor olvidarse del tema hasta que falte menos tiempo, cosa que yo no hice. Pero también tiene un lado positivo, no iba a ser todo malo, y es que en dos años nos ha dado tiempo a visitar muchísimas ferias de novios. La más famosa en Alicante es Firanovios, que hemos visitados dos veces (una por año) pero también hemos ido a las ferias de ciudades y pueblos colindantes: Alcoy, Valencia, Castellón, Albacete, Murcia, etc. Y he llegado a la conclusión de que contratar en ferias es más económico que hacerlo fuera de ellas, os lo aseguro.

shutterstock_374357128reducida

Servicios contratados en ferias

La última adquisición que he hecho para mi boda ha sido el vestido. Miré en cientos de tiendas y webs para buscar el diseño o el estilo que más me gustaban y cuando lo tuve claro quise encontrarlo a toda costa. El pasado noviembre, en Firanovias, conocí la web de joanadiestre.com con quien me puse en contacto enseguida y ha sido el mayor acierto que he tenido al respecto porque ha sido ella quien me ha proporcionado el vestido perfecto.

Se trata de un vestido de corte griego con escote desigual y con un toque sesentero vintage muy cool, a mi parecer.

Por lo visto mi vestido no está muy a la moda pero me da lo mismo. Ahora lo que se lleva es algo más ibicenco, según  este artículo que habla de la moda de Charo Ruiz y Tony Bonet pero yo prefiero mi vestido, eso lo tengo más claro que el agua.

Gracias a la feria de Alcoy encontré también el espacio donde celebraría el banquete. Se trata de una finca que hay en Muchamiel, cerca de la iglesia donde me caso, que cuenta con servicio de catering y es preciosa. En la feria me ofrecieron un 20% de descuento en los servicios que contratase con ellos y eso, cuando hablamos de cantidades tan grandes, es mucho ahorro, así que otro minipunto para las ferias, jejeje, pero no el único porque también he contratado en ferias el diseño y la impresión de mis invitaciones, la floristería que me hará los centros de mesa y al fotógrafo que cubrirá todo el evento así que, al final, voy a ser fan total de las ferias  y lo digo muy enserio.