Nadie sabe ponerle techo al turismo

18 marzo, 2019
Nadie sabe ponerle techo al turismo

El motor de nuestra economía ha pasado a ser el turismo. Durante muchos años este sector ha sido uno de los más destacados de nuestra nación, pero sin embargo no todo el mundo ha considerado que fuera el más importante, en especial por la enorme influencia que ha tenido un trabajo como lo es el de la construcción, que en parte está relacionado con el turismo. No obstante, desde que el sector de la construcción se ha venido abajo con la crisis económica hemos empezado a valorar de una manera más grande el papel del turismo.

Ya no queda ninguna duda de que es el turismo el que tira en mayor medida de nuestra economía. Lo dicen los expertos, lo dice el Producto Interior Bruto y también los medios de comunicación. El crecimiento en lo que respecta al número de visitantes es tal que en las convenciones y ferias que se organizan dentro del sector incluso se ha llegado a dudar de la capacidad de nuestro país para darles cobijo. Y es que España no ha estado nunca tan de moda como lo está ahora. Y que siga así por mucho tiempo.

Os vamos a poner dos ejemplos claros que dejan entrever lo que venimos comentando durante las líneas anteriores. Una noticia publicada en el diario ABC durante el mes de enero de 2018 hacía hincapié en que una zona como lo es la Comunidad de Madrid registró en 2017 una llegada de 12 millones de turistas, una cifra espectacular y que vino acompañada de un aumento de casi el 16% en el gasto que estos turistas generan. Son buenas noticias para el sector y para el país en general. Hay que mantener esas cifras.

Pero la zona de Madrid no es la única que se encuentra en una situación como la que acabamos de describir. Otro artículo de ABC destaca algo parecido pero en la ciudad de Sevilla. Y es que el número de visitantes que había registrado la ciudad en un evento tan importante para ella como lo es la Feria de Abril fue de 3’6 millones, algo que pone de manifiesto la capacidad tan brutal que tiene una urbe de este estilo para acoger a la gran cantidad de visitantes que suele tener sea cual sea la época del año en la que nos encontremos.

El techo que tiene el turismo en España es, por ahora, desconocido para cualquiera de los expertos que se enmarcan en este sector. En las diferentes convenciones, ferias y eventos relacionados con la materia se cree que todavía hay un amplio margen de mejora en materia organizativa y también en cuanto al número de turistas que podemos acoger. El número de empresas y emprendedores que existen para esta actividad sigue ascendiendo y el volumen de negocio de las entidades que ya hay en el sector no baja.

El crecimiento depende en buena medida de Internet

Lo que sí ha podido descubrir la mayor parte de los expertos en turismo en España es que el crecimiento de este tipo de industria en nuestro país se debe a que una mayor cantidad de personas ha adquirido conciencia de la idoneidad de un país como España a la hora de pasar las vacaciones. Y eso se debe en buena medida a la enorme influencia que ha ejercido un elemento como Internet en la difusión de las ventajas que tiene nuestro país para hacer turismo, que a día de hoy son de sobra conocidas en todo el mundo.

De hecho, este punto es siempre objeto de tratamiento en las diferentes actividades y eventos en los que participan los profesionales de diferentes empresas del sector. Todo el mundo sabe que, cuanto mayor sea el desarrollo tecnológico en nuestra sociedad, mayor será el número de personas al que se pueda llegar y al que se pueda contar este tipo de asuntos. Desde luego, conviene tener en cuenta este asunto y saber aprovechar esas nuevas tecnologías en nuestro beneficio.

Un país como el nuestro es muy fácil de vender dentro de lo que tiene que ver con el turismo. Una publicación de una de nuestras playas, de la vista general de una de nuestras ciudades o de los principales monumentos y edificios que las componen basta para que muchas personas sepan que España es un país que merece la pena visitar. Teniendo en cuenta que esas redes tienden cada vez en mayor medida hacia lo visual, el panorama se nos pone más de cara todavía. Hay que aprovechar esta situación.