¿Qué necesitas para abrir tu propio consultorio dental?

¿Qué necesitas para abrir tu propio consultorio dental?

Si estás pensando en montar una clínica dental es importante que tengas en cuenta todo lo que vas a necesitar para comenzar con tu nuevo negocio. Por supuesto, primero está el presupuesto, pero también hay que prestar especial atención en el material dental así como la aparatología y el mobiliario que vas a necesitar para empezar a operar con profesionalidad y eficacia desde el primer día. Te recomendamos elaborar una lista del material odontológico que consideras indispensable para luego elegir los modelos o artículos concretos que precisarás.

Ten en cuenta que, por ejemplo, si vas a contar con varios empleados, cada box o cuarto de atención debe disponer del material dental básico necesario y que nunca está de más contar con material odontológico básico de repuesto, además que también deberás hacer una buena inversión en software, las tasa de apertura y el área de recepción.

Sin embargo, todo es cuestión de orden, y podrás lograr con éxito tu proyecto si sigues el paso a paso que nuestros amigos de la Clínica Dental Dr. Vicente Ferrer nos presentan a continuación.

Elección de un local

Lo primero en lo que hay que pensar a la hora de montar una clínica dental es el local. Al realizar la búsqueda de un espacio en el que establecer tu consulta odontológica, lo más importante es elegir si queremos alquilar o comprar.

Una vez decidido este punto, se debe evaluar el precio, el cual dependerá del lugar donde se encuentre el local. Por ejemplo, un local de las mismas características no cuesta lo mismo si se ubica en una calle principal del Barrio de Salamanca de Madrid que si está en una pequeña localidad de 100.000 habitantes.

Asimismo, es esencial tener una buena localización para garantizar nuestro éxito, puesto que este factor incide directamente en el número de pacientes que tendrás y, por tanto, los resultados mensuales. Por ejemplo, aunque un local en el centro de una ciudad es más caro, te permitirá llegar a un mayor número de potenciales pacientes.

El stock de equipo especializado

Luego, llega la hora de elaborar una lista con el material necesario para abrir una clínica dental, en donde el equipo especializado juega un papel primordial.

La elección de un buen equipo dental es una de las decisiones más importantes que deberás tomar a la hora de montar una clínica dental, ya que una correcta elección aumentará la productividad y el éxito del negocio.

Aquí, se deberá valorar, en base al tamaño de tu clínica y tu presupuesto, así como el número de unidades que precisas de cada artículo concreto.

Eso sí, aunque tengas que ajustarte a un presupuesto determinado, también debes valorar qué elementos del equipo pueden tener que precisar varios profesionales al mismo tiempo y, por tanto, de cuáles de ellos necesitarás más de una unidad sin importar el coste de la inversión.

  • La unidad dental o sillón dental es el centro de nuestra clínica, por lo que debe ser fiable y tener un servicio técnico respaldado por una empresa reconocida en el sector.
  • El equipo básico para abrir una clínica dental:
    • Compresor
    • Unidad dental
    • Escupidera
    • Autoclave
    • Aeropulidor
    • Pieza de mano de alta velocidad o turbina
    • Micromotor
    • Lámpara de unidad dental
    • Aparato de rayos X
    • Neumático
    • Localizador de ápices
    • Lámpara LED
    • Equipo de profilaxis de ultrasonido
    • Negatoscopiospio
    • Cuba de ultrasonidos
    • Motor de aspiración


Mobiliario clínico

En este tipo de negocios la ergonomía es esencial, tanto para el odontólogo como para los pacientes y el equipo de trabajo, así como para el ambiente de la clínica dental. Este siempre está modernizándose, e incorporando nuevas tecnologías y materiales.

Además, la comodidad tanto del paciente al ser atendido como de los profesionales al ejercer su trabajo dependen en gran medida de esta elección.

  • Mesa del odontólogo. Es donde pondrá el material dental con el que esté trabajando, por lo que se recomienda que sea espaciosa.
  • Sillas para pacientes y acompañantes. Como dijimos, la unidad dental debe ser cómoda para que los pacientes no se muevan ni sientan molestias mientras son atendidos. Mientras que las sillas para acompañantes pueden ser sencillas. Estas son especialmente útiles cuando los pacientes son niñosy van acompañados por sus padres.
  • Mueble para instrumental. Debe ser accesible, seguro y disponer de espacio necesario para que todo quepa.
  • Mesa rodante de trabajo o auxiliar. Debe ser estable y deslizarse con facilidad, pero solo cuando el profesional lo desee.

El material instrumental

El material instrumental es imprescindible en la práctica odontológica diaria. El o la encargada de organizar la bandeja con el material instrumental debe saber qué material utilizar para cada tratamiento y por supuesto, tenerlo a disponibilidad dentro de la clínica. El material instrumental básico para tu clínica sería:

  • Espejo de exploración dental. Elige opciones actuales y duraderas, elaboradas con materiales de calidad, como por ejemplo los espejos de titanio o los espejos con mangos de color. Siempre valora cuántos precisas y de qué tamaños. Su principal función es que te permita tener una visión adecuada de la boca para que puedas hacer correctamente tu trabajo.
  • Sonda. Forma parte del material odontológico básico que precisas para abrir una clínica dental. Ten claros los tipos de sonda que necesitas y presta mucha atención a la calidad del material con el que están fabricadas.
  • Pinzas. Este también es un material de odontología básico. Precisarás de varios tipos de pinzas para las diferentes tareas de tu profesión: pinzas hemostáticas, pinzas de diques, de disección, para tubos o cortantes…
  • Alicates. Este material odontológico es muy necesario para la sección de ortodoncia. Necesitarás diferentes tipos de alicates para cada tarea concreta y para cada tipo de material con el que vayas a utilizarlos, ya sea con alambre, yeso, etc…. A parte, un organizador para alicates te facilitará el orden y el trabajo diario con estos instrumentos, evitando que los pierdas.

En este apartado, también tenemos el instrumental de cirugía, el cual es básico para las operaciones de cirugía bucodental, cuyo listado y presupuesto dependerá de las necesidades y servicios ofrecidos por tu clínica.

Articuladores

Estos son necesarios para el trabajo básico de una clínica dental. Tendrás que elegirlos en base a los servicios que vas a ofrecer, pero por regla general, siempre necesitarás al menos los siguientes:

  • Composite
  • Silicona de adición
  • Guantes desechables
  • Guantes quirúrgicos
  • Servilletas
  • Radiografias digitales
  • Sellantes de fosas y fisuras
  • Brackets
  • Agujas y anestesias
  • Productos de desinfección
  • Lubricantes
  • Papel de articular
  • Mascarillas
  • Baberos
  • Gafas
  • Gasas
  • Eyectores y cánulas

Decoración

En la industria de la salud,  la imagen de una clínica lo es todo. Por ello, es imprescindible optar por un diseño de interiores muy bien cuidado, que transmita personalidad y calidez, así como la imagen corporativa de la clínica.

Además de tener todos los utensilios y equipos odontológicos, es vital ofrecer un espacio acogedor, que inspire confianza y en el que tus pacientes puedan sentirse como en casa.

En la actualidad, las clínicas dentales de éxito apuestan por el minimalismo, transmitiendo comodidad y tranquilidad y logrando la fidelización del cliente. Para lograrlo, debes seleccionar un mobiliario cómodo.

Aquí, la inversión dependerá de los acabados y las calidades que elijas para definir el estilo de tu clínica.

Personal calificado

Uno de los recursos principales para que tu negocio odontológico funcione con éxito es un equipo de trabajo calificado. En este sentido, debes buscar minuciosamente contratar solo profesionales altamente cualificados, ya que ellos afectarán directamente en los resultados económicos de la clínica.

Si no tienes mucho presupuesto para un gran equipo, como mínimo tienes que contratar  un odontólogo, un auxiliar y un recepcionista.

Recuerda que algunos de los gastos que tendrás que asumir por cada trabajador contratado son el sueldo y la seguridad social, ya que lo más idóneo es que les ofrezcas contrato y beneficios.

Software de gestión dental

Otra de las inversiones que no debes olvidar al montar tu clínica es un software de gestión de calidad. Esta herramienta debe ser intuitiva y funcional, de tal manera que te permita registrar toda la información referente a la facturación, el control de citas, los historiales clínicos, etc.

No obstante, tampoco debes olvidar disponer de un equipo informático en el que incluyas un ordenador, impresora y escáner, entre otros. Lo bueno es que aquí la inversión no es mayor.

Tasas de apertura

Al igual que ocurre con otro tipo de negocios, al abrir una clínica dental debes cumplir una serie de requisitos. Por ejemplo, para poder montar tu consulta odontológica necesitas tramitar la licencia de apertura, la cual debes solicitar al ayuntamiento de tu localidad.

Para llevar a cabo esta gestión, tienes que pagar unas tasas, por lo que, la mejor opción es acudir a tu ayuntamiento e informarte sobre todos los trámites legales que debes realizar.

En cuanto al presupuesto total, debes tomar en cuenta que intervienen diferentes factores y, por consiguiente, este puede variar enormemente. Más, según diferentes estadísticas, la inversión media oscila entre 150.000 y 250.000€