Cualquier negocio es bueno para ser emprendedor

Cualquier negocio es bueno para ser emprendedor

Mis padres se compraron el año pasado un casa tipo chalet en un pueblo muy tranquilo a las afueras de la ciudad para descansar los fin de semana. Como dicha casa tenía un gran patio decidieron poner una piscina para poder disfrutarla en verano. Entonces me puse junto a ellos a buscar empresas de construcción de piscinas y es que había muchas. Pero unos vecinos de mis padres nos aconsejaron esta empresa de piscinas prefabricadas. Estos vecinos nos dijeron que esta empresa era sin ninguna duda la mejor en calidad-precio. Ellos, al igual que nosotros, buscaron en muchos sitios y se decidieron por esta.

Así que decidimos ponernos en contacto con ellos, vimos su página web y pudimos ver que también comercian en más países a parte de España. Tienen un gran catálogo de piscinas entre donde elegir. Vinieron un par de personas de su personal a casa de mis padres, para que el trato no se quedara solo por teléfono puesto que queda un poco frío.

En todo momento mostraron un trato correcto y bastante educados, muy cercanos incluso bromistas lo que transmitía una buena confianza hacía ellos. Me recordaba que en otras ocasiones que han venido hacer cualquier tipo de presupuesto en cualquier casa muchos de los empleados, jefes, comerciales…son muy secos, estirados; vienen toman datos y se marchan como si no tuvieran interés en la contratación de sus servicios. Sin embargo estos dos empleados resolvían todas las dudas y hablaban de alguna que otra cosa no relacionada con la piscina.

Ellos nos aconsejaron sobre los metros totales para la piscina y es que nos avisaron que hay que dejar un margen para los bordillos y desagües, es decir nos dieron información sobre asuntos que no teníamos ni idea. Nos dieron varias opciones de formas de piscina cosa que nos dejo con la duda y que nos costó varias conversaciones y discusiones en casa…

Finalmente, después de haber tomado nota y medidas, pasamos a ver las distintas formas de pago y extras que nos ofrecían.

El tema de gastos hay que reconocer que bastante económico respecto a otras, pero que comparadas con las más baratas no tenían nada que ver estas en calidad. Teníamos la posibilidad de poder pagar en varios meses sin intereses directamente con esta empresa, sin mediador bancario. Además nos ofrecieron una gran oferta.

Otra de las opciones que tenía la empresa es que como complementos adicionales te daban la opción de poner luces para la noche, techar la piscina para el invierno, hacer fuentes y así un largo etc.

Después de que nos hicieron el proyecto estuvimos comparando precios por encima con otras empresas de piscinas y efectivamente comprobamos que esta empresa nos hizo una buena oferta. Además nos ofrecieron otra oferta que trataba que si cogías el techado para el invierno nos lo dejaban a mitad de precio si lo contratabas antes de dos años.

shutterstock_278202725reducida

SER EMPRENDEDOR

Lo que realmente me llamó la atención es que los empleados eran muy jóvenes y es que tenían toda la pinta de ser nuevos emprendedores. Me contó uno de los empleados mientras montaban la piscina que hace unos años trabajó como empleado de mantenimiento en muchas piscinas y para varias empresas. Por su experiencia observó y aprendió lo necesario para meterse en este mundo. Dijo que le costó algo y que necesitó mucha ayuda para crear una empresa, y quien mas pegas le dio fue el banco con el tema de créditos y pagos. Pero que a día de hoy se siente orgullo de ser una persona joven, emprendedora y sobre todo con bastante trabajo lo que se traduce en ganancias. Porque hoy en día veo, que cada vez hay menos gente que se atreve a ser emprendedores, por eso del miedo a que nos vaya mal, o a que nos arriesguemos demasiado y perdamos mucho dinero, además de ganar disgustos varios.

Pero yo animaría a todo el mundo que tenga esa espinita, a ser emprendedor, que si nos informamos bien de cómo va todo, cómo de empieza, qué necesitamos etc. no tiene por qué ir mal. Y sobre todo no confiarnos e ir como locos, haciendo las cosas sin pensar, solo porque ha sido nuestro sueño desde mucho.