El aumento de la comunidad universitaria ofrece posibilidades de negocio para las residencias de estudiantes

11 abril, 2019
El aumento de la comunidad universitaria ofrece posibilidades de negocio para las residencias de estudiantes

Vivimos en un momento en el que todo lo que suene a educación es susceptible de ser analizado hasta el más mínimo detalle y criticado si se entiende que no se ha implementado alguno de los aspectos relativos a la misma. Es algo lógico. La educación es una de las cuestiones más importantes en una sociedad y, además, a ella está dedicado uno de los presupuestos más altos de un país. Y es que es un aspecto clave para construir y garantizar el futuro de una determinada sociedad.

Invertir en educación es algo que no solo tiene que ver con contratar profesores, financiar proyectos de investigación y asegurar la gratuidad de determinados libros de texto. Invertir en educación también es sinónimo de hacer posible que multitud de personas que se tienen que desplazarse hasta una ciudad en concreto. Esto es fundamental, mucho más de lo que parece. Sobre todo en lo que tiene que ver con educación universitaria. Y es que, en este momento de la vida es muy importante que tengamos todas las facilidades del mundo para estudiar.

En un asunto como este es evidente que una ciudad como lo es Madrid se lleva el do de pecho. La capital de España recibe cada año a miles de nuevos estudiantes que ven en este entorno la oportunidad ideal de sacarse unos estudios superiores y hacer posible de este modo tener mayores posibilidades de encontrar un puesto de trabajo mejor en el futuro. Y es que pocas son las ciudades en España que cuenten con un ambiente universitario que sea como el de la capital de España. Seguro que muchos y muchas de vosotras sabéis perfectamente de lo que estamos hablando.

Un artículo publicado en el año 2018 en el portal web 20 Minutos informaba de que el número de residencias que había en España en ese momento se acercaba a las 1.000, siendo de manera concreta 963 las residencias que existían en el país en aquel momento. El número había crecido en 14 unidades con respecto al año anterior, algo que pone de manifiesto que el número de estudiantes universitarios en España sigue creciendo y que lo está haciendo de una manera realmente importante.

Es evidente que, para los emprendedores, estos son datos interesantes. Todos los servicios que están relacionados con los estudiantes de universidad son susceptibles de tener éxito en España simplemente por una cuestión de volumen de público objetivo. No cabe la menor duda de que las posibilidades de triunfar en este negocio son bastante interesantes. Así lo hace saber un artículo del portal web Eje Prime, que indica que en el sector relativo a las residencias universitarias han alcanzado ya las 100.000 camas en todo el país, por las 93.000 que se habían registrado el año anterior.

El sector universitario siempre es interesante para cualquier emprendedor puesto que esta comunidad no hace sino crecer en nuestro país. Desde la Institución del Divino Maestro, una de las residencias universitarias de Madrid, nos han comentado que la comunidad universitaria se encuentra ahora en un estado de crecimiento constante tras haber superado la crisis económica que ha sido la triste protagonista en los últimos años.

La información, clave en este negocio

Bien es cierto que para diseñar una estrategia competitiva para cualquier tipo de negocio siempre es interesante poseer información de primera mano, pero en este tipo de actividad esta cuestión tiene una importancia todavía mayor. Para este tipo de entidades, saber cómo está la situación en materia de precios de matrículas, por ejemplo, es fundamental. Y es que los estudiantes y sus familias valoran de una manera muy grande que los precios de las residencias se ajusten cuando suben los precios de la educación universitaria en general.

No cabe duda de que la educación es una cuestión por la que tanto las familias como las autoridades públicas van a seguir apostando de cara a los próximos años. Eso nos hace pensar que un elemento como la residencia de estudiantes va a seguir siendo empleado. En muchos casos, es la mejor alternativa para combinar la vida personal de los estudiantes con aquello que están tratando de aprender. Quienes viven en una de ellas lo dicen sin ningún tipo de problema. Y es que la vida universitaria en este tipo de centros es de lo más cómoda.