La difícil tarea de emprender en la organización de eventos deportivos

La difícil tarea de emprender en la organización de eventos deportivos

Emprender es, desde siempre, una de las tareas más complicadas que nos podemos encontrar en nuestra vida y es que en ella ponemos en juego gran parte de lo que tenemos. Quizá pueda parecer fácil llevar a cabo un nuevo torneo, campeonato o simplemente una actividad relacionada con el deporte, sin embargo, la realidad es que esto no es así, puesto que más allá de lo que cada día vemos por televisión, como son las ligas más importantes de fútbol, el campeonato de motociclismo o de Fórmula 1, el tenis o el baloncesto, entre otros, hay muchos más deportes a los que sacar un evento adelante les resulta muy complicado. De hecho, estas disciplinas de las que os hemos hablado, tienen una relevancia tan grande ya que disponen de empresas audiovisuales que llevan la señal de sus competiciones a las casas de todo el mundo, algo que permite que se vean todos y cada uno de los anunciantes que en ellas se dan cita y que pagan cientos de millones de euros por poder entrar a los hogares de todo el planeta. Pero este post no será para ellos, aquí os hablaremos de la difícil tarea de emprender en la organización de eventos deportivos.

Nosotros no somos La Liga, ni la NBA, ni la ATP… somos ciudadanos que queremos que nuestro deporte siga vivo y que se sigan celebrando competiciones que nos permitan disfrutar de él los fines de semana. Para que esto siga siendo así, tienen que existir una serie de valientes que pongan en riesgo su tiempo y su capital a fin de poder desarrollar un evento. En este caso, cuando es la humildad y la ilusión lo que más tenemos y el dinero es lo que más falta nos hace, lo más sensato es sentarnos a plantearnos hasta que punto es viable, ya que, si de primeras somos conscientes de que puede no funcionar, lo mejor es que no arriesguemos nuestro capital. Por la contra, si lo vemos factible, podemos avanzar y dar el siguiente paso. Un avance que pasa por Estudios DWI, una compañía que puede ser nuestro partner tecnológico y nuestro mejor aliado a la hora de darnos a conocer a través de la red. Sin duda, en la actualidad, esta es la mejor forma de ponernos en contacto con el mundo y es que si desarrollamos una web en la que reunamos toda la información de nuestro evento, así como si llevamos a cabo una campaña de marketing online eficiente, es posible que en poco tiempo ya dispongamos de los recursos económicos que tanta falta nos hacían, sobre todo, para arrancar el proyecto, ya que, en muchos casos, tras dar los primeros pasos, otras empresas se suman al carro y termina siendo viable y rentable económicamente el evento.

Este que os acabamos de mencionar es el caso concreto, aunque es habitual, que le ocurrió al Rallye de Ourense, un evento con más de cincuenta años de historia y que, hoy en día, multiplica por diez la ayuda pública que recibe. De hecho, según un grupo de investigación de la Universidad de Vigo, se ha concluido que la prueba de automovilismo genera un impacto económico tangible directo de un millón de euros, en la provincia de Ourense. Por ello, os hemos puesto este ejemplo y es que es uno de los casos más claros que existen en la actualidad de pruebas deportivas que empezaron siendo sufragadas por los bolsillos de sus promotores y que, con el paso del tiempo, acabaron siendo una de las fuentes de ingresos más rentables, en materia deportiva, que tiene la provincia, tanto para el general de la zona, como para los bolsillos de la entidad promotora del evento.

El deporte como fuente de riqueza

A la hora de buscar sponsors y socios patrocinadores, uno de los argumentos más importantes de venta pasa por remarcar el deporte como una de las mejores fuentes de riqueza. Esto se debe a que, si un evento crece y llega a tener un calado importante y relevante a nivel nacional o internacional, no solo se conocerá al show en sí, sino que también al lugar donde se lleva a cabo, por lo que siempre atraerá a un mayor número de turistas que, vayan o no al evento, dejarán un buen número de ingresos a las arcas del lugar. Es por ello por lo que, a la hora de ir a pedir dinero a instituciones públicas, siempre se ha de hacer hincapié en la importancia que puede generar en la economía del lugar.