La reproducción asistida: la medicina del futuro que forma parte del presente.

La reproducción asistida: la medicina del futuro que forma parte del presente.

La reproducción asistida o fecundación artificial es el conjunto de técnicas o métodos biomédicos que facilitan o pueden sustituir a los procesos naturales de fecundación, y están pensados tanto para personas con problemas de fertilidad como para aquellas mujeres u hombres que deseen formar una familia monoparental. 

Emprender una formación en reproducción asistida supone en primer lugar asumir que la ciencia ha avanzado enormemente y que, a día de hoy, parece que el hombre ha sido capaz de burlar las leyes de la naturaleza hasta el punto de poder crear vida sin necesidad de que intervenga un coito entre un hombre y una mujer fértiles en el proceso, algo que sin duda hasta hace algunos años habríamos señalado como indispensable para que tuviese lugar la fecundación y el posterior crecimiento del feto. En segundo lugar, al iniciarnos en la biomedicina de la reproducción asistida nos percataremos también de que el modelo de familia y su inclusión en la sociedad ha evolucionado y progresado enormemente de un tiempo a esta parte. Hace ya algunos años, el modelo de familia impuesto por la sociedad consistía en un padre, una madre y uno o más hijos. Hoy, las familias son tan diversas y dispares como los padres que las forman, desde el modelo tradicional hasta el monoparental pasando también por aquellas familias cuyos padres son del mismo sexo. Todas estas familias tienen algo en común, y es que todas ellas tienen  el derecho a tener tantos hijos como deseen o les sea posible, y tanto el modelo tradicional como los demás pueden tener problemas a la hora de intentar hacer realidad su sueño de formar una familia. Es por esto que aquellas personas que deciden emprender una formación para dedicarse a la reproducción asistida, no sólo están formándose y estudiando acerca de la más avanzada tecnología y en los últimos descubrimientos en biomedicina, sino que también están formando parte de un grupo de personas que hace o hará posible el nacimiento de nuevos bebés y con ello, el nacimiento de nuevas familias que tanto deseaban serlo. Hablemos ahora de los procesos que existen a día de hoy y más tarde con algo más de profundidad, los más practicados.

Las técnicas de reproducción asistida más practicadas a día de hoy.

La reproducción asistida puede ser llevada a cabo empleando diferentes técnicas. La técnica más adecuada para cada persona o pareja dependerá de las circunstancias y problemas particulares de fertilidad que padezcan. Sin embargo, la secuencia de técnicas de reproducción asistida existentes a día de hoy, ordenada de menos a más compleja e invasiva, es la siguiente: coitos programados, inseminación intrauterina y fecundación in vitro. También tenemos que contemplar la donación de ovocitos y el diagnóstico genético preimplantacional (DGP), así como la preservación de la fertilidad. Podríamos añadir a esta lista la llamada gestación subrogada, una práctica muy polémica y criticada por el colectivo feminista ya que consiste en alquilar el vientre de otra mujer que gestará el bebé de otra pareja a cambio de una retribución económica. Si analizamos ahora las técnicas de reproducción asistida más practicadas atendemos, en primer lugar, a los llamados “coitos programados”, que, como su propio nombre indica, consiste en programar los encuentros sexuales de la pareja atendiendo al ciclo menstrual y de fertilidad de la mujer. Este método está indicado en parejas jóvenes (menores de 35 años), que lleven poco tiempo intentando tener un hijo (menos de 6 meses), presenten poca ansiedad y la causa de la esterilidad sea de origen desconocido, pues los resultados de los análisis y pruebas previas no han mostrado irregularidades. Otra de las técnicas más practicadas es la fecundación in vitro (FIV), que consiste en la extracción del ovocito femenino para fecundarlo fuera del organismo de la mujer con espermatozoides obtenidos previamente del hombre. Tras conseguir la fecundación en un laboratorio, el embrión es transferido al útero de dicha mujer para dar comienzo a la gestación del feto. Por último, mencionaremos la inseminación artificial, en la que la fecundación se realiza de forma natural aunque, al introducir el semen el el organismo de la mujer, el recorrido que debe realizar el espermatozoide para llegar al óvulo es más corto y, por tanto, más seguro. 

Como vemos, este tipo de biomedicina ofrece muchos campos de estudio, por lo que, si decide empezar a formarse en este campo, lo mejor será obtener información de alguna institución que ofrezca un gran abanico de posibilidades y salidas. Los expertos en reproducción asistida de la institución educativa de IVI Global Education, son pioneros en el emprendimiento en esta biomedicina, pues ofrecen desde hace más de veinte años cursos formativos en reproducción asistida a todos los niveles de estudio. Sólo tiene que escoger, pues, el campo o la rama que mejor se adapte a sus inquietudes para empezar a formarse en el campo de la reproducción asistida.