Lo nuevo en sujetadores

Lo nuevo en sujetadores

El sujetador ha existido en múltiples formas desde hace siglos y aunque no lo creas dice más de la historia de la mujer que muchos otros aspectos sociales o históricos. Las mujeres minoicas que vivían en la isla de Creta solían llevar una prenda similar a nuestro sujetador actual con la que alzaban sus pechos para que estos quedaran fuera de la ropa. Era la moda de esa época.  Las mujeres en la antigua Roma y Grecia tomaron el enfoque contrario: reducir lo máximo posible el volumen del pecho a través de cintas y correas con los que los aplastaban.

Con el Renacimiento empezó el origen de la idea de dar forma a la zona del pecho, además de sujetarla. Con prendas que incluían estructuras de hierro en los laterales y la espalda y una tela fuerte al frente, la moda era llevar los pechos constreñidos y en parte visibles en la zona del escote. Una vez que ya hemos hecho un poco de historia, vamos a hablar de cómo ha evolucionado esta prenda.

Las tallas y copas que usamos actualmente fueron inventadas por Ida Rosenthal, una emigrante rusa, afincada en Estados Unidos, quien, combinando su propia experiencia en el mundo de la moda y los patrones de papel, reunió a unas cuantas mujeres americanas en categorías según el tamaño del busto, y creó una línea de sujetadores adaptados a cada una de ellas, clasificando sus tamaños en el orden de las letras del alfabeto: A, B, C y D, la clasificación actual del mercado.

Hoy las mujeres tenemos una gran variedad de sujetadores si decidimos llevarlos: con formas, materiales y comodidades de todo tipo, enfocados a realzar el escote o a dar una sujeción cómoda y ligera, de materiales transpirables, con relleno o sin él, con o sin aros. Desde Lencería Paqui nos cuentan qué modelos podemos ver ahora en el mercado.

Reductores

Tener el pecho grande puede traer problemas de espaldas, por eso los reductores son ideales para un pecho grande, te ayudarán a reducir visualmente el pecho y sentirte cómoda. Todos vienen ya siendo hipoalergénicos. Y lo mejor de todo es que hay una gran variedad de colores, estilos y copas, ya que antes apenas había dónde elegir.

Con aro o sin aro

Puedes sacar el máximo provecho a tu pecho con una selección de Sujetadores con aro. Todos los Sujetadores con aro son especiales para que no se claven en el pecho y puedan resultar cómodos al llevarlos, además son hipoalergénicos para no sufrir ningún problema en la piel.

Push up

Este modelo sirve para lucir un escote sexy, mejora y realzar tu pecho. Son ideales si tienes un pecho pequeño, te ayudarán a aumentar visiblemente tu pecho sin renunciar a la forma natural de estos.

Sin tirantes

Luce  tus vestidos con la espalda descubierta con las últimas tendencias en Sujetadores Multiposiciones, Adhesivos y Sin Tirantes

Premamá

También hay sujetadores de lactancia, están cuidadosamente seleccionados para ofrecerte el mayor grado de confort en esta etapa. Son diseños elásticos y extra suaves.

Mastectomía

Afortunadamente los tiempos corren y ahora también se piensa en las mujeres que han tenido que pasar por este mal trago. En el mercado puedes descubrir sujetadores post mastectomía para prótesis de mama. Los mejores sujetadores con bolsillos, buena calidad con un precio inmejorable, ya que en ocasiones sí suelen ser muy caros, por eso son buenas las recomendaciones que nos hacen desde la Asociación española contra el cáncer a la hora de comprar.

 

Después de una operación de aumento

Si estas pensando en aumentar el pecho es muy importante elegir bien el sujetador postoperatorio. En el mercado tienen diferentes opciones que se ajusten a tus necesidades. La mejor calidad para tu recuperación. Y es que la operación suele ser delicada y se necesitan muchos cuidados.

Como has podido ver, en la actualidad, los sujetadores son prendas fundamentales en el armario de cualquier mujer, y aunque en muchas ocasiones nos molesten y nos sintamos liberadas al momento de llegar a casa y quitárnoslo, la realidad es que nuestra vida no sería muy diferente sin ellos. Odiado por algunas, idolatrado por otras, lo que es cierto es que el sujetador siempre ha formado parte de nuestras vidas y afortunadamente va evolucionado con los tiempos, por el bien de todas.