Los circuitos cerrados de televisión son uno de los productos más destacados

27 febrero, 2020
Los circuitos cerrados de televisión son uno de los productos más destacados

Cada empresa y cada casa es un mundo diferente y es que realmente poco tiene que ver una vivienda particular, en la que varios inquilinos viven en el inmueble con una compañía en la que decenas de trabajadores echan gran parte de sus vidas, siendo quizá el segundo lugar más visitado en cuanto a número de tiempo después de sus casas, para disponerse a llevar a cabo su actividad en el día a día. Tampoco la configuración es semejante y es que mientras una vivienda se adapta al confort de sus moradores y se van amoldando las estancias para que los usuarios estén cómodos, en las empresas en lo que se piensa realmente es en la actividad laboral y, aunque bien es cierto que también esto se traslada a los trabajadores, a los que se dota de medidas de equipamiento individual y protección, la realidad es que las factorías o empresas en general están pensadas para poder sacar los productos adelante. Pero aún con todo esto por delante, también es cierto que empresas y particulares comparten una visión sobre un tema muy importante, la seguridad. Y, en este sentido, los sistemas CCTV juegan un papel fundamental.

Os lo acabamos de comentar y es que un circuito cerrado de televisión o CCTV, por sus siglas en inglés: closed circuit televisión, es uno de los productos más destacados en la actualidad y es que esta tecnología de videovigilancia está diseñada para supervisar una diversidad de ambientes y actividades. Se le denomina circuito cerrado ya que, al contrario de lo que pasa con la difusión (la televisión convencional, tal y como la conocemos, como TVE, Antena 3 o laSexta), todos sus componentes están enlazados. Del mismo modo, a diferencia de la televisión convencional, este es un sistema pensado para un número limitado de espectadores, los encargados de velar por la seguridad de una casa o de una empresa. Este tipo de circuitos puede estar compuesto, simplemente, por una o más cámaras de vigilancia conectadas a uno o más monitores de vídeo o televisores, que reproducen las imágenes capturadas por las cámaras. Aunque, para mejorar el sistema, se suelen conectar directamente o enlazar por red otros componentes​ como vídeos o computadoras, de tal modo que se pueda guardar un histórico de las imágenes que capturan las cámaras instaladas para tal fin. Así, si vosotros estáis pensando en mejorar la seguridad de vuestra empresa o de vuestra casa, nosotros os recomendamos que acudáis a los servicios de Segurmail y es que ellos son expertos en sistemas de seguridad, por lo que os ofrecerán las mejores soluciones para cada uno de los problemas de vulnerabilidades de seguridad que puedan surgir en el día a día, de tal modo que se ganará en seguridad y, por tanto, en tranquilidad y bienestar. Pero lo cierto es que además de lo que os hemos ido mencionando, los sistemas cerrados de televisión cuentan con otras ventajas como:

  • En la actualidad hay funciones de estos sistemas que se pueden monitorear mediante el teléfono.
  • Protección para los empleados, en el caso de las empresas: si está observando que se comete un crimen en un punto específico de su empresa o residencia, inmediatamente podrá alertar a las autoridades para que se apersonen y detengan el delito.
  • Si el circuito cerrado de televisión incluye cámaras con infrarrojos, podrás saber también lo que pasa en horario nocturno.
  • Se tendrá todo al alcance de un monitor. Allí podrás ver lo que tus cámaras están captando desde diferentes posiciones.
  • Será un lugar más seguro y eso garantizará mayor tranquilidad a los trabajadores o habitantes del lugar.
  • En el caso de que un delincuente trate de entrar, la realidad es que notar que ese espacio cuenta con un amplio sistema de seguridad, minimizará el riesgo de que este lo haga, por lo que en este sentido existirá una disminución de robos.
  • Si lamentablemente sufre un robo, existe una alta probabilidad de ser identificado el delincuente y que se encarguen posteriormente las autoridades.

¿Qué precauciones se deben tomar con este sistema?

Además de las precauciones que indique el fabricante del sistema o el instalador del mismo, una de las recomendaciones básicas pasa por no manipular los equipos. En este caso, si alguna de las cámaras o monitores presenta fallos, lo más sensato pasa por comunicarse inmediatamente con la empresa de seguridad. Así, el personal especializado realizará una revisión y solucionará el problema. Recuerda que estos equipos son costosos y no querrás dañarlos, por lo que debemos de cuidar la inversión. Además, mantener la calma es fundamental por lo que, en el momento de notar cualquier comportamiento extraño, debemos de evaluar la situación y proceder a llamar a las autoridades.