Pasos para crear una empresa

28 septiembre, 2018
Pasos para crear una empresa

Si estás leyendo este artículo es porque has pensado, piensas o tienes pensado crear tu propia empresa. En primer lugar, felicidades porque será una oportunidad que no olvidarás nunca, pero también te digo que te agarres porque llegan curvas. España no es buen país para innovar ni para convertirte en autónomo. Solo hay que ver las últimas estadísticas. Se optó por subir los impuestos a los hogares, tanto a través del IVA como del IRPF, medida que sirvió para evitar la quiebra del país. Ahora que el país sale de la crisis, se ha consolidado el nuevo modelo de mayores impuestos a las familias. En concreto, el tipo efectivo que soportan los hogares por su renta se ha incrementado en dos puntos desde el estallido de la crisis.

Llega el papeleo

Estos son los pasos que hay que seguir si quieres crear una empresa. Lo primero es determinar el tipo de empresa que vas a crear y determinar la forma jurídica: sociedad anónima, sociedad limitada, cooperativa. Teniendo en cuenta las características tiene que ser una u otra, ya que te puedes ahorrar mucho dinero. Posteriormente es el momento de meterse la mano en el bolsillo. Depositar en una entidad bancaria una cantidad de dinero, que variará en función del capital social exigido en cada caso. Para una sociedad limitada el mínimo son 3.000 euros, y para una sociedad anónima el capital no podrá ser menor de 60.000 euros.

En la Agencia Tributaria tienes que solicitar el NIF, primero provisional presentando la documentación necesaria (modelo 036, copia de la escritura de constitución y copia de los estatutos), y después el definitivo (no más tarde de 6 meses) presentando la escritura. Luego debes realizar una escritura pública ante notario en el que los socios firman la constitución de la sociedad.

Luego será el momento de la Inscripción de la empresa en el Registro Mercantil Provincial para obtener la plena competencia jurídica. Tendrá lugar en la oficina del Registro Mercantil de la misma provincia donde la empresa esté domiciliada. Y también hay que darse de alta en el Impuesto sobre Actividades Económicas con la actividad empresarial que se va a realizar, en una oficina de la Agencia Tributaria.

Ya te dijimos que no es nada fácil, porque parece mentira que en la plena era de la tecnología todavía haya que hacer tantos trámites para crear una empresa. Y en algunos casos lamentablemente no se pueden hacer por Internet, y tienen que ser presencial. El siguiente paso es legalizar los libros de sociedades (libro de inventarios, libro de cuentas anuales y libro diario) en el Registro Mercantil correspondiente de la provincia. Consiste en poner un certificado oficial en la primera página de los libros y marcar el resto de las hojas con el sello del Registro.

Después de realizar las gestiones anteriores estarás casi listo para empezar con tu negocio aunque dependiendo de la tipología puede que tengas que hacer alguna más, por ejemplo, si vas a tener trabajadores deberás comunicar la apertura del centro de trabajo a la Dirección Provincial del Ministerio de Empleo y Seguridad Social y obtener un libro de visitas para las inspecciones. Además, es muy recomendable obtener un certificado electrónico para poder firmar documentación electrónicamente y agilizar procesos.

Aspectos técnicos

Estos son los papeleos principales, luego hay aspectos más técnicos que también tienes que tener en cuenta.

Crea una estrategia de Marketing. Debe estar alineada con tus objetivos. Establece dónde está tu público objetivo (target), cuáles serán tus canales de difusión, cómo y con qué asiduidad crearás contenidos en tu blog, la intención de los mismos (serán enfocados a venta directa, aportarán valor -inbound marketing-), cómo lo hace tu competencia.

El hosting es el servidor dónde estará alojada la web de tu empresa. Los precios pueden ser muy dispares. Ten en cuenta que muchos de ellos no trabajan en castellano, sino en su idioma nativo, por lo que si el más barato está en los EE.UU y no hablas inglés, posiblemente no sea tu mejor opción. Yo recomiendo una empresa de mantenimiento informático que te pueda controlar en todo momento tus acciones. Recuerda que una web tiene que ser visualmente atractiva y, a la vez, debe tener una navegación clara y concisa. Cuando la tengas hecha, pídele a un conocido que navegue por ella y luego pregúntale si le ha resultado fácil.

Aunque tu empresa sea offline, no creas que debes restar importancia al hecho de hacerte con una base de datos de tus clientes. Es muy importante para tu estrategia de negocio contar con una buena gestión de tus contactos. Estos son algunos aspectos a tener en cuenta, pero sobre todo, necesitas fuerza y ánimo.