¿Qué es la aerotermia y por qué está en tendencia?

19 noviembre, 2021
¿Qué es la aerotermia y por qué está en tendencia?

Los problemas ambientales a los que nos estamos enfrentando son complejos y requieren de un compromiso tanto macro siendo las grandes empresas y los gobiernos de todo el mundo, los responsables de generar cambios en procedimientos y leyes que sean verdaderamente aplicadas y respetadas, así como también en lo micro, que no es más que la responsabilidad individual que tenemos como personas en el cuidado del ambiente.

Una de las formas más positivas que tenemos como individuos de colaborar con el cuidado del medio ambiente, es buscar utilizar energías que sean más amigables con la naturaleza, pero que sean igual de eficientes.

Desde hace unos años, la aerotermia se ha ido popularizando como una opción positiva ambientalmente –y también económicamente- ya que es altamente eficiente y que ofrece grandes ventajas tanto en invierno, como en verano. Ahora bien, este tipo de energía se ha hecho más conocida con el paso del tiempo y aun así, sigue habiendo una gran desinformación al respecto, por lo que nos enfocaremos en resolver el misterio que la rodea.

Para poder empezar a entender de qué se trata este tipo de energía y como funciona, debemos definir qué es la aerotermia. Es por ello que hemos contactado con los especialistas de Eficiencia V, quienes nos ayudaron a conceptualizarla como un sistema de energía en el que se utilizan bombas de calor y que funciona para aportar tanto aire frío en los meses calurosos del verano, como calefacción en los meses de invierno, a la vez que provee agua caliente los 365 días del año.

¿Cómo funcionan las bombas de calor?

Entendiendo la definición de aerotermia, es importante entender cómo funcionan estas bombas y qué componentes tiene que la hace tan atractiva como opción energética para comercios, empresas y uso doméstico. Las Bombas de Calor o BdC, son equipos que, funcionan utilizando un gas refrigerante en un ciclo termodinámico cerrado, es decir que se transfiere el calor entre dos focos a diferente nivel térmico, esto tiene como resultado que el calor fluya de una temperatura más baja a una más alta.

Esto significa que las bombas de calor aerotérmicas son capaces de tomar la energía del aire, una energía renovable e inacabable, disponible a tiempo completo, que permite su utilización para la climatización de los espacios ocupados por las personas.

Ahora bien, en el ciclo termodinámico de las bombas de calor, el estado físico del fluido que se utiliza en el circuito frigorífico o refrigerante, se modifica para permitir la transferencia de calor que mencionábamos antes del punto de frío al punto de calor mediante un proceso mecánico que se realiza por medio de sus componentes principales que cumplen funciones específicas. Estos son:

  • Compresión: este componente eleva la presión y temperatura del refrigerante, transfiriendo al mismo la energía necesaria para que pueda moverse a lo largo del circuito frigorífico.
  • Condensación: este produce la condensación del refrigerante, dándole calor externamente al condensador.
  • Expansión: la válvula de expansión cumple la tarea de generar una pérdida de carga que reduce la alta presión que tiene el refrigerante procedente del condensador.
  • Evaporación: el líquido refrigerante se evapora absorbiendo el calor del medio externo al evaporador.

Explicándolo de una forma más sencilla, las bombas de calor lo que hacen es absorber en el evaporador calor del circuito frío o de enfriamiento y cederlo al condensador, esto junto a la energía aportada al compresor para el funcionamiento del circuito de calentamiento, dando como resultado la transferencia de calor de la que ya hemos hablado anteriormente.

¿Por qué la aerotermia está en tendencia?

Hay múltiples motivos que hacen de la aerotermia una fuente de energía positiva a nivel ambiental, sin reducir la calidad a disfrutar, pero la realidad es que la tendencia se debe a la toma de conciencia de las personas en relación a su responsabilidad individual como agente de cambio.

Es importante y necesario recalcar que, si bien el problema ambiental no va a cambiar ni mejorar, si no se implementan políticas realmente asertivas a nivel mundial y que sea un compromiso real de los gobiernos la aplicación de sanciones a las empresas que son altamente contaminantes y que no cambien sus procedimientos por unos que hagan el menor daño posible a la naturaleza, las personas han entendido que su grano de arena también es importante y forma parte del cambio a nivel general.

A día de hoy los millenials y los centenials, son generaciones que han crecido y que se han educado en los graves problemas ambientales que existen en el planeta, y buscan la manera de aportar soluciones desde lo micro, es decir, cambiando ciertas acciones a las que antes no se les daba demasiada importancia. Muchos son los ejemplos que podemos tomar como procesos de cambio individual, algunos pueden ser el trasladarse en bicicletas, patines, motos eléctricas, y otros, para disminuir el uso del coche y por ende la contaminación.

Y así como estos, muchos otros. El problema es que la opinión de estas generaciones se ha visto banalizada, aun cuando tengan la razón. Hace 20 años, los que hoy son adultos, eran niños y han crecido viendo como anualmente el deterioro de la naturaleza ha ido avanzando, lo mismo ocurre con los nacidos en la década de los 90. Su adolescencia se ha visto plagada de un bombardeo de información sobre los graves problemas ambientales, por lo que ambas generaciones son las que más alzan la voz en relación a este tema tan controversial.

Si bien estas generaciones no tienen el mismo poder adquisitivo que tuvieron sus padres, son más comprometidos con el medio ambiente y prefieren invertir en estas pequeñas mejoras que a largo plazo son muy beneficiosas, tanto a nivel monetario, como en lo que se refiere al cuidado y preservación de la naturaleza y sus recursos.

Partiendo de esta premisa, la aerotermia se ha popularizado porque utiliza un 75% de energía renovable proveniente del aire y puede alcanzar un rendimiento calculado de hasta el 700%. Esto significa que consume en torno a un cuarto o un tercio de la electricidad que necesita para funcionar del punto de corriente, mucho menos que una caldera o un aire acondicionado.

Ventajas y desventajas de la aerotermia

Todo sistema energético tiene ventajas y desventajas que deben tomarse en cuenta a la hora de tomar una decisión que implique una inversión monetaria, pues es un aspecto que no podemos olvidar, sobre todo si consideramos los graves resultados económicos producto de la pandemia de Covid-19 que hemos padecido desde marzo de 2020.

Dentro de las ventajas que el sistema energético aerotérmico puede generar, podemos destacar:

  • Sin ruido: El funcionamiento de este tipo de sistemas es absolutamente silencioso, pues se le puede comparar con el ruido que hace una nevera convencional, a su vez no genera molestas corrientes de aire dentro del hogar.
  • Es un sistema eficiente: Este particular depende mucho del fabricante, sin embargo, por lo general los sistemas de aerotermia utilizan un aproximado de 22 y un 25% de la energía que aportan, lo que significa un cambio bastante positivo en relación a maquinarias como aires acondicionados o calderas.
  • Disminuyen significativamente los gastos en servicio eléctrico: Esto se debe a que el su consumo es bastante menor que en otro tipo de sistemas.
  • La funcionalidad es elevada: Un sistema aerotérmico proporciona calefacción, refrigeración y agua caliente, todo el tiempo sin necesidad de tener varios complementos.
  • Es un sistema sostenible: Ya que utiliza energías de fuentes renovables y elimina las emisiones contaminantes, esto es fundamental para el medio ambiente.
  • Los gastos en mantenimiento son casi nulos: Este tipo de sistemas requieren de muy poco trabajo de mantenimiento, lo que evidentemente es positivo para el ahorro, pues por lo general pasarán como mínimo 3 o 4 años, sin necesidad de intervención.

Como desventajas podemos destacar que:

  • A nivel económico, la inversión inicial es más alta, si se compara con la instalación de un sistema de aire acondicionado o caldera. Sin embargo, este aspecto se ve compensado con el ahorro a largo plazo en facturación de servicio, así como también en mantenimiento preventivo y correctivo.
  • La potencia eléctrica a contratar debe ser superior a la de una vivienda convencional, sin embargo, el consumo como ya lo mencionamos, no alcanza a llegar al 30%.
  • Se recomienda su utilización con suelo radiante o con radiadores de baja temperatura, lo que podría incrementar el costo final de la inversión. Sin embargo y como mencionamos antes, los beneficios a largo plazo en materia económica, son mucho mayores.
  • Los sistemas aerotérmicos necesitan de una unidad exterior, bastante similar a la de los aires acondicionados.

Es evidente que, como seres humanos y habitantes del planeta, debemos comprometernos con la protección del medio ambiente y trabajar en pro de minimizar el daño que históricamente se le ha hecho a la naturaleza. Es por ello que es tan importante el uso de energías que sean no solamente igual de eficientes, sino que disminuyan los agentes contaminantes, lo que encaja perfectamente con la aerotermia y que es precisamente lo que ha hecho que se encuentre en tendencia como una opción positiva y eficiente.