Cómo montar un taller mecánico que funcione

Cómo montar un taller mecánico que funcione

Hace años si se quería montar un taller mecánico con perspectivas de éxito, valía con saber de coches. Actualmente, adquiere más importancia el poder ofertas a público una serie de valores con los que te puedas distinguir de la competencia. Como sabemos de lo importante que es tener esto bien claro, vamos a señalar una serie de consejos que seguro harán que tu taller mecánico pueda llegar a destacar.

Consejos para montar un taller mecánico de éxito

Definición de los servicios que vas a brindar
Los servicios que hay que dar tienes que tenerlos claro. Por ejemplo, desde en Talleres Paiz, especialistas en BMW y MINI con gran éxito en Granada, nos comentan la importancia que tiene el que todo taller cuando esté comenzando tenga conocimiento en muchas cosas, pero no solo por una persona como ocurría antiguamente. Ahora los talleres mecánicos suelen estar especializados y conocen al dedillo algunos de los servicios que dan a los clientes no todos.

Elección de un buen equipo

Los trabajadores del taller no son un número fijo, pues debe depender de los servicios que vas a prestar en tu taller mecánico. Por lo general, lo mejor es tener personas que sean suficientes para atender a la clientela, al sector administrativo, arreglos mecánicos, alineación, balanceo o en la parte eléctrica. La formación o la contratación de personal especializado es algo que ya es fundamental si se quiere tener a los mejores especialistas.

¿Dónde se encontrará?

La ubicación en este sentido es de los factores que tienen más importancia a la hora de que un taller mecánico tenga posibilidades de éxito. Para ello no debemos olvidar algunos temas como el público que deberá tener, la población que vive en tu ciudad o pueblo y en los alrededores, la competencia existente o cómo estarás comunicado.
Algo que es bastante indicado es la instalación del taller mecánico próximo a negocios similares o afines al sector del automóvil, como por ejemplo la venta de coches nuevos y usados, concesionarios, chapistas, etc.
La estructura
Está claro que cuando pensamos en montar un taller mecánico, algo que no debe faltar es un garaje que tenga espacio suficiente para poder atender a más de un coche a la vez, así como una oficina en la que se puede recibir o departir con los clientes. Lo mismo podemos decir de zonas administrativas.

Si vamos al equipamiento, no debemos olvidar la importancia que tiene contar con una rampa donde se pueda hacer sin problemas el cambio de aceite, alineación de faros, máquina soldadora, equilibrador por ordenador, calibrador para las ruedas, elevador de vehículos, etc.

Organización de procesos
Estos procesos son a grandes rasgos los siguientes: atención al cliente, evaluación, diagnósticos, reparaciones y la administración del negocio como tal. En esta última parte vas a tener gracias a los sistemas informatizados en la gestión.
Algo que merece la pena subrayar es que un taller mecánico no demanda que se adquiera de forma constante las materias primas. Tienes que tener un stock de una serie de insumos, como por ejemplo lubricantes, aceites, piezas para ser repuestas, etc.

Diferenciarse
Existen muchos talleres mecánicos, especialmente en las grandes ciudades. Todo esto hace que haya multitud de propietarios que quieren diferenciarse debido a la especialización.

Si se quiere añadir más valor al taller, puedes llegar a representar una marca, tener un servicio de recogida y entrega a casa del cliente, hacer servicios express a la hora de reparar, personalizar y puesta a punto del vehículo, así como especializarse en coche de lujo o antiguos.

Otra forma interesante sería la de invertir en zonas de espera para el cliente mejoradas u otros servicios que siempre van a tener al cliente en el objetivo.

Después de esto seguro que ya tienes algo más claro en qué puedes incidir para tener un taller que tenga mayores posibilidades de éxito, Como suele ser normal, cuanto más especializada sea tu labor, siempre que haya nicho de mercado, más posibilidades va a tener tu negocio de ir realmente bien y ser eficaz.

Desde aquí, si ves la viabilidad del taller, queremos desearte la mejor de las suertes. Es posible que al principio los comienzos sean más difíciles, pero seguro que en unos meses ya sabrás ir viendo por donde puedes conseguir más beneficios y qué funciona y que es lo que no hace.